Rige desde este mes el segundo aumento del salario mínimo vital y movil

En el último mes de septiembre y luego de intensas negociaciones con las cámaras empresarias y los sindicatos el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social oficializó el aumento del salario mínimo, vital y móvil determinando una suba escalonada en dicho valor de modo que para los meses de septiembre, octubre de 2021 y febrero del año 2022, las remuneraciones mensuales de base pasarían a $ 31.104, $ 32.000 y $ 33.000, respectivamente.

En el mismo sentido, el Gobierno aumentó las prestaciones por desempleo, que tendrán un esquema de suba gradual. A partir de septiembre, el monto mínimo es de $8.640 y el máximo es de $14.400

En la Resolución 11/2021 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social se establecieron las siguientes medidas:
• A partir del 1° de septiembre de 2021 pasó a $31.104 para todos los
trabajadores mensualizados que cumplieron la jornada legal completa y
aumentó a $155,52 la hora para los trabajadores jornalizados. y la hora
sube a $160.

• Desde el 1° de octubre de 2021 se cobran $32.000 y la hora sube a $160

• Desde el 1° de febrero de 2022, el salario mínimo es de $33.000 y la hora aumenta a $165.

¿Qué es el salario mínimo vital? ¿ Qué relación tiene con la canasta básica?

El SALARIO MINIMO VITAL Y MOVIL pretende ser una estimación que asegure al trabajador y a su familia, alimentación adecuada, vivienda digna, vestuario, educación, asistencia sanitaria,transporte, esparcimiento, vacaciones y previsión.

Actúa como garantía mínima salarial en todo el país, aplicándose en la
práctica:

a) cuando las convenciones colectivas de trabajo fijen salarios inferiores

b) cuando se trate de una actividad que no esté regida por convenciones colectivas de trabajo o estatuto especial.

c) A los fines de establecer actualizaciones en montos de asignaciones por desempleo y otras.

Cabe aclarar que durante mucho tiempo el SALARIO MINIMO VITAL Y MOVIL permaneció en un monto fijo y desactualizado en relación a la constante depreciación monetaria que padece nuestro país. Como sabemos, el monto actual de la Canasta Básica que determina el organismo Estadístico Nacional INDEC duplica incluso el valor actualizado del SALARIO MINIMO VITAL Y MOVIL , siendo ese valor el que establece un promedio estimativo de consumo mínimo mensual para una familia tipo (pareja con 2 hijos a cargo) a los fines de establecer lo que se conoce como la “línea de pobreza”. En septiembre 2021 dicho valor alcanzó los $68.359.

Desde el sector empresarial se sostiene que un aumento de este valor del SALARIO MINIMO VITAL Y MOVIL podría tener consecuencias disvaliosas en la economía relacionadas con la mayor circulación de divisas, emisión monetaria e inflación pero lo concreto es que sin estas cuestiones macro, los síntomas que describen ya existen y los salarios se siguen atrasando en relación a los valores de bienes y servicios, lo que genera un malestar generalizado en la población y brecha entre lo que obtiene el sector empresario y lo que recibe el sector del trabajo; principalmente en lo que respecta a las grandes empresas. Es preciso recordar que este año se cumplen 20 del 20 de diciembre de 2001 precisamente recordado por un estallido social de magnitud ( que luego se correspondió con la caída del gobierno del entonces presidente Fernando De La Rua y una acefalía tan grave que generó 5 presidentes en una semana posterior a la misma) que precisamente fue un año con deflación de precios y baja emisión.

En consecuencia queda claro que parámetros analizados en forma aislada no permiten dar ninguna certeza sobre como solucionar las problemáticas de una economía ( menos de una de características tan particulares como la nuestra ) a los fines de mejorarla para todos los sectores que la integran de una manera armónica y virtuosa.